Los tipos de papel para manualidades

Normalmente comenzamos a realizar manualidades por pasión. Un día vemos algo que nos resulta interesante y nos lanzamos a realizarlo. Después, poco a poco, vamos creando nuevos objetos y el trabajo se va haciendo más complejo.

Así, como la mayoría de las personas comienzan haciendo las manualidades como un hobby, en muchas ocasiones desconocen que existen diferentes tipos de papel para las manualidades, una distinción importante porque muchas creaciones demandan de un papel específico.

Pues bien, existe al menos una decena de tipos de papel, que se diferencian esencialmente por su consistencia. Comenzaremos por los más comunes.

- El papel de impresión: se trata de la típica hoja blanca que se utiliza para imprimir y escribir. Probablemente es el papel que más se utiliza en la artesanía, tanto para crear moldes como para dibujar, crear tarjetas o hacer papel reciclado.

- La cartulina: un papel grueso y resistente ideal para realizar cajas y tarjetas así como para darle solidez a las creaciones realizadas con un papel más delicado.

- El papel de periódico: como su nombre lo indica, es el que se utiliza en la confección de los diarios y tiene como peculiaridad que es mucho más suave que una hoja de papel normal ya que es mucho más poroso. Es perfecto para realizar un collage y para realizar el papel maché.

- El papel crepé: se trata de uno de los preferidos por los artesanos ya que brinda volumen a las creaciones, es relativamente suave y a la misma vez es bastante resistente. Se utiliza fundamentalmente para la creación de flores y moños.

- El papel Kraft: generalmente es de un color café claro y se utiliza para realizar las bolsas y envolturas. Por su resistencia se utiliza en el mundo de las manualidades como base para pegar otros materiales, fundamentalmente las telas.

- El papel Tissue: es el papel más delicado, con una textura muy fina y porosa casi siempre conferida por el crepado (una serie de micro arrugas). Se utiliza de forma industrial para crear servilletas o papel sanitario y en la artesanía se emplea para crear pompones o hacer la pasta del papel reciclado.

Otros tipos de papeles que se utilizan para realizar manualidades, fundamentalmente por su aspecto vistoso y colorido, son: el papel de seda, de celofán y el satinado.  Vale aclarar que el celofán se utiliza fundamentalmente para hacer collages o para adornar regalos y postales ya que su textura más bien rígida no facilita la manipulación. Mientras que el papel de seda y el satinado tienen innumerables usos ya que por su aspecto vistoso y su textura suave, son perfectos para darle un aspecto elegante y chic a cualquier artesanía.