Tecnica: Ruleteado – Porcelana fria

PORCELANA FRIA

TECNICA – Ruleteado

Esta técnica y los materiales que se utilizan para trabajarla, permiten crear pétalos, hojas y vestimentas. Existen diferentes metodos de ruletear. Primero, cortar la masa y luego pasarla por el marcador o realizarle el tratamiento correspondiente.

CARACTERISTICAS DE LA PORCELANA FRIA
Es una masa de ingredientes simples y fáciles de conseguir (click en el enlace ver recetas y recomendaciones). Seca a temperatura ambiente. Conviene ubicar las piezas a la sombra y en una habitación aireada para que se sequen mejor. Jamás se debe ubicar en un lugar descubierto. Como no necesita horneado, se la denomina “porcelana en frio” o “porcelana fría”.

5

Como se estira la masa

Un rectángulo de hule transparente (60 cm x 30 cm) y un palo de amasar son los elementos indispensables. Estas herramientas también sirven para laminar la masa.

6

Cortantes metálicos

Para trabajar prolijamente con los cortantes metálicos y evitar que queden rebabas, debe ubicarse, debajo del hule un paño a modo de almohadilla.

4

Para formar una pelotita de telgopor se debe apoyar un recorte de masa en la palma de la mano, aplanarlo y colocarle encima la pieza de telgopor. Presionar sobre la masa, con la mano acocada, realizando movimientos circulares hasta cubrir completamente el telgopor.

COLORES

La masa de porcelana fría admite que se le incorporen colores al oleo, acrílicos o colorantes vegetales. En estado natural presenta un tono ambar opalino. Si se la trabaja laminada se pueden lograr efectos de gran realismo en las flores. Para obtener un tono plano y que la transparencia desaparezca por completo, conviene añadirle a la masa color blanco, y luego, el tono

RULETEADO

a

Ruletear por detrás de las marcas realizadas con el marcador de nervaduras. Apoyar la hoja sobre la palma de la mano izquierda y el borde sobre el dedo índice. Tomar el ruletero con la otra mano, ubicarlo sobre el borde de la hoja cortada y hacerlo rodar presionando suavemente. Procurar no ejercer demasiada presión para evitar que se pegue la masa. Este procedimiento permite un efecto de movimiento y naturalidad.

b

Marcar las nervaduras por el derecho de la masa. Afinarla y plisarla, según lo requiera la flor a realizar, con un ruletero. Presionar suavemente y deslizar el ruletero sobre el borde de la masa hasta afinar al máximo el grosor. Con un balanceo corto y siempre ejerciendo presión, lograr los pequeños pliegues o volados característicos de cada flor.

c

Si la pieza cortada es grande y no se le quiere otorgar demasiado pliegue, apoyarla sobre la palma de la mano y trabajar en la posición que indica la foto.

d

Para afinar solo los bordes, ubicar la masa entre 2 recortes de nailon y presionar los bordes con el dedo pulgar. De este modo, quedaran afinados y sin movimientos.

e

Bolillo de acero
Apoyar el pétalo sobre la palma de la mano bien extendida y dejar rodar el bolillo, ejerciendo presión, hasta afinar los bordes. Para lograr un mejor trabajo, ubicar la mitad del diámetro de la bola de acero sobre la masa y la otra sobre la mano.

1

Flor ruleteada con la parte lisa del ruletero.

2

Flor ruleteada con la parte facetada del ruletero.

3

Pliegues con ruletero liso: Apoyar la pieza sobre la palma de la mano, tomar el ruletero con la otra y presionar sobre la masa. Para lograr los pliegues, utilizar un buen tramo del ruletero y empujar hacia un costado. Si este procedimiento se realiza secuencialmente, se obtiene un efecto de textura y plisado en superficies más amplias.

fuente: Revista Porcelana Fría